L2 Armageddon Forum

Forum for L2 Armageddon Server
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Historias del clan HelleQuien (parte 1)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Koonak
Usuario
Usuario


Cantidad de envíos : 7
Reputación : 0
Puntos : 0
Fecha de inscripción : 03/06/2008

MensajeTema: Historias del clan HelleQuien (parte 1)   Mar Jun 03, 2008 12:30 pm

Capítulo 1º

Casi había oscurecido por completo pero sus ojos de elfa le revelaban lo que tenía enfrente como si el sol estuviese en lo más alto del cielo.

Su mirada escrutaba la oscuridad mejor que la vista de cualquier otro animal. La estructura de su oido era perfecta, filtraba los sonidos a voluntad para concentrarse en los que le interesaban. Sus piernas largas y atléticas podían recorrer largas distancias en poco tiempo y su agilidad para trepar y evadirse en las sombras aterraba sobremanera a sus enemigos.

Enemigos... Por esa razón estaba donde estaba... subida a un árbol en busca de los forasteros que se había atrevido a adentrarse en su bosque.

Oyó el sonido metálico que produjo un objeto al caer a cierta distancia (unos 472 metros calculó la elfa), por el conjunto de vibraciones que captó tras el golpe dedujo que se trataba de una espada corta de bronce. Saltó de la rama e hizo un aterrizaje perfecto en el suelo. Recojió su arco de tejo y su carcaj de flechas de hueso y corrió siguiendó la dirección que le dictaban sus oidos hasta llegar a su destino.

Encontró tres orcos alrededor de una hoguera.
Torpes criaturas... Saco 2 flechas del carcaj y estudió el mejor ángulo de disparo. Acarició la madera de tejo de su arco. Era suave y su tacto la tranquilizaba, había sido creado exclusivamente para ella. Medía un metro setenta y cinco centimetros y tenía la rigidez justa.
Colocó una flecha en la cuerda y avanzó en línea recta hacia los orcos.

Se asustaron al ver aparecer a la hermosa criatura, su pelo blanco puro brillaba bajo la luz de la luna y se mecía suavemente debido a la brisa nocturna. Recojieron sus espadas y se pusieron en posición de combate. Antes de que pudieran organizarse la Hija del bosque tensó su arco y lanzó una flecha que impactó en la ingle de uno de ellos.

El tiempo pareció congelarse. Las bestias gritaron de júbilo: la elfa había errado el disparo a menos de 8 metros de distancia.
El orco herido se lanzó a la carga pero nada más mover la pierna cayó al suelo emitiendo terribles gritos de dolor y agonía. La flecha había sido calculada al milímetro, había perforado la arteria femoral y causó la muerte de la bestia en escasos segundos.
El suelo se cubrió de la sangre negra característica de estos seres. El resto se lanzó al ataque enfurecidos por la muerte de su semejante.

La elfa corrió hacia ellos y con un gracil movimiento esquivó la brutal acometida del orco más cercano que, al no esperarlo, degolló a su compañero que cayó fulminado al instante.

Tras el esquive, la Silvanetsi se había alejado velozmente para efectuar otro disparo sabiendo que iba a suceder tras el ataque del orco. Había calculado el ángulo de ataque y la distancia del orco más cercano. Por eso se dibujó una sonrisa en su rostro cuando llegó a sus oidos el sonido de la tosca espada orca penetrando en el cuello de su camarada.

Se dió la vuelta,sacó la segunda flecha del carcaj, tensó el arco, apuntó y soltó la cuerda.

La respiración de Sky era tranquila. No se había alterado lo más mínimo durante el combate.
Se acercó a la hoguera y echó tierra por encima para apagarla. Miró a la Luna; su diosa 'Lunitari'.
Susurró unas palabras que se llevó el viento entre los árboles, era una invocación. Se acercó al cadáver del último orco que había matado y recuperó la flecha de su ojo; no se había doblado aunque habría que limpiarla.
Apareció entre los árboles la magnífica criatura que había acudido a la llamada de su dueña; un tigre blanco.
La elfa subió a su lomo y desaparecieron en la espesura del bosque Silvanetsi.


Capítulo 2º

Abrió los ojos pero lo veía todo turbio. ¿Estaba en su alcoba? ... Le dolía la cabeza como si se la hubiesen aplastado con una Clava...Maldita sea.

Vinieron a su mente fragmentos de acontecimientos, ¿Una pelea? ¿Por eso le dolía la cabeza?
Recordaba que alguien le había dado un puñetazo pero era incapaz de identificarlo...
¿Dónde demonios estaba su Sargento? . Se levantó del catre y fué a la pila. Metió las manos
en la vasija y se lavó la cara.

El suelo de la cabaña del sicario estaba cubierto de arena y las paredes eran de piedra afianzadas con argamasa. La habitación era simple, una cama, una mesa con dos sillas (aunque siempre estaba sólo)
y una vasija sobre un armario de madera de roble.

Abrió la puerta de la cabaña y la blanca luz del sol lo cegó al instante. Cerró los ojos con fuerza y se los tapó con las manos. Cómo un flash se vió saliendo dando tumbos de la taberna de aquella endiablada
enana y recordó a su Sargento dándole el puñetazo que recordaba.

Cerró la puerta y salió a buscar algo de desayunar. Su cabeza se iba despejando mientras andaba por el pueblo. Había una agradable brisa, siempre la había ya que la pequeña ciudad estaba situada cerca del río. "Yemad" se llamaba, no tenía más de 500 habitantes pero a Hash le gustaba.

Se dirigió al río, necesitaba un baño para terminar de despejarse.

Tras asearse iría a la taberna de aquella enana y después al bosque de Otaio en busca de su sargento.
Se vistió rapidamente y se encaminó hacía su destino.

"El Cálido Refugio" era el demoniaco nombre que había escojido la dueña para identificar su stablecimiento. Estaba situado en la avenida principal, cerca del templo (paradójico) y a menos de cien pasos de la Casa
del Pueblo.

La puerta estaba abierta (como siempre), entró y esperó un poco a que sus ojos se acostumbrasen a la penumbra. Se acercó hasta la barra donde encontró a uno de los taberneros.

-¿Dónde está la Hija de las montañas que regenta este sitio?

Andros esbozó una sonrisa; no era la primera vez que Hash llegaba furioso con Bambam por haberle servido todo el vino que habia demandado.

Señaló con el dedo hacía un rincón donde había un grupo de hombres tomando pan con vino.
En medio de ellos pudo entrever un pelo rosa sobre una cabeza con dos trenzas sirviendo el desayuno
a los hambrientos jornaleros.

-¡Qué los dioses te maldigan mil veces a ti a y tus brebajes!-Le ladró el sicario cuando la enana volvía hacia la barra.

-!Buenos dias viejo!-Fue la alegre contestación de esta que pasó por su lado sin hacerle mayor caso.

Aturdido por la contestación, Hash la siguió.

-Qué mal vino me serviste anoche, ¡acabé borracho perdido y mi Sargento me golpeó!

La mujer se rió lo cual irritó al daguero aún más.

-No fue el mal vino, sino tu nulo autocontrol a la hora de beber Capitán.

Por todos los dioses, cómo se atrevía esa insolente.

-¡Baja esa voz Sicario!¡O tendré que hacerlo yo!

Reinó el silencio en la taberna y todos los ojos le apuntaron.

Hash giro sobre sus talones y miro a los ojos al responsable. Era Bail, un lugareño realmente problemático. Alto y con buena constitución, de profesión herrero.
Podía tumbar a un hombre de un solo golpe y acostumbraba a cuestionar al Capitán acusándolo de autoproclamarse lider de la aldea.

Daría muerte a ese hombre allí mismo.

Su mano descendió hasta el cinto en busca de su daga ¡¿Pero qué demonios?! La había olvidado en su cabaña bajo la cama.

Se tranquilizó y le dio la espalda. Se oyeron risas y murmullos en el establecimiento.

Bambam seguía sirviendo mesas haciendo caso omiso a lo que acababa de acontecer aunque obviamente era perfectamente consciente.

El sicario abandonó la taberna enfurecido y desanduvo el camino en dirección a su hogar.


Capítulo 3º

Entró en su cabaña y cerró la puerta con fuerza. Comenzó a dar vueltas por la habitación enfurecido, pensando en Bail.
Le cortaría el cuello antes del anochecer.

Se obligó a tranquilizarse. Cojió su daga y se la ajustó al cinto.
Era un arma hermosa, de plata, con símbolos tallados. Fabricada por un maestro artesano hace algunos años. La relación peso entre la afilada hoja y el mango del arma era perfecta.
Busco otra daga en su armario y la colocó en su bota. Siempre llevaba dos encima por si ocurría un imprevisto.

Escribió una nota y abandonó su alcoba. Fue hasta la parte trasera de "El calido refugio" y localizó la ventana de la la propietaria. Dejo caer la nota dentro y se dirigió directo al bosque de Otaio.
Se adentró en la espesura poco a poco, atento donde pisaba y atento a todo lo que había a su alrededor.

-¿Qué obliga a un Elfo Renegado a golpear a su Capitán y a abandonarlo en su alcoba?-Gritó el sicario.

Sacó la funda de la daga de su cinto y la colocó sobre un tronco. Se sentó sobre él esperando la llegada de su Sargento. Sabía que no lo oiría llegar ya que sus pasos eran silenciosos, incluso en combate el poderoso Elfo oscuro no emitía el más minimo sonido.

-¿Una mala noche?

Sino conociera a Sakon desde hace años hubiera jurado que aquella voz había sonado dentro de su cabeza. Las cuerdas vocales del elfo oscuro eran distintas a las del resto de seres vivos; Ajustaba los tonos graves y agudos a voluntad. Podía emular voces de otras personas y con la suficiente práctica, ajustar los niveles politónicos hasta copiar la voz original.

La mirada cansada de Hash indicó al Elfo que su Capitán no estaba de humor.

-Te preguntarás por qué te golpeé anoche- Sakon se sentó al lado de su amigo- Estabas demasiado borracho. Saliste de "El calido refugio" hacia tu casa, querías recojer tu daga y volver para matar a Bail. Tuve que dejarte inconsciente.

Hash se tocó el pómulo en señal de desaprovación-¿Me insultó?-Preguntó con un brillo de ira en sus ojos.

El Sicario número uno de Yemad se levantó y puso la mano sobre el hombro de su capitán.

-¿Has desayunado?

Volvieron andando al pueblo mientras hablaban. Se dirigieron al horno de la plaza, allí el pan siempre estaba caliente y era del día, a diferencia de otros hornos o molinos donde el pan a veces llevaba más de 4 jornadas a la venta. Compraron y comieron. Con el estomago lleno se pensaba mejor.

-Esta noche nos iremos de Yemad. -Hash miraba al frente, tenía la vista perdida en algún punto fruto del complejo proceso mental que estaba ejecutando su cerebro.

Sakon no se sorprendió. Hacia meses que tenían problemas en el pueblo, la gente comenzaba a hacerles frente y la opción de que atentaran contra su vida cada vez resultaba más patente.

-Pero antes- Continuó el humano- tengo dos encargos para tí.


Capítulo 4º

Por fín Beil se había marchado de su taberna. La enana se dirigió a la mesa y recojió los desperdicios, lo hizo de manera automática ya que su cabeza daba vueltas a otro asunto.

Aquel pícaro, Hash, había enviado una nota esa misma tarde. Su mente voló tres años atrás...

...Como todas las noches, la enana cerraba la taberna cuando se marchaba el último cliente. Andros se había ido hace un par de horas ya que solo quedaban Beil y algunos de sus camaradas.
Era Bambam la que siempre despedía al grupo ya que la última vez que Andros lo intentó se desencadenó una pelea con desastroso resultado. Desde entonces era ella quién avisaba del cierre.

Esa noche estaban especialmente ebrios, habían llegado poco después del mediodía y no habían parado de beber desde entonces. Alguno de los amigos de Beil habían caído sin sentido a causa del alcohol.

La enana se acercó a la mesa para anunciar el cierre, pero estos hicieron caso omiso y prosiguieron con su celebración.
Lo repetió en varias ocasiones con idéntico resultado.
Se dió la vuelta en dirección a la barra cuando alguien la agarró fuertemente por el brazo.
Era el hermano de Beil, Rahim.
Intentó zafarse pero sin éxito, todos reían y el pariente del herrero la atrajo hacia sí. Uno de aquellos hombres se levantó (volcando su cerveza) y la agarró por el otro brazo.
Bambam gritó con fuerza pero fue silenciada al momento por un fuerte golpe de Rahim propinado con el dorso de su mano.

Aturdida, la enana sintió como la tumbaban en la mesa y despojaban de su falda y su blusa. Fue el hermano de Beil quién se situó entre sus piernas y se bajo los calzones dispuesto a violarla.

Oyó un grito y la mesa donde estaba tumbada se cayó de lado; jarras, platos, monedas y enana incluida.
Recuperó el conocimiento y observó, aun aterrada, la escena que se estaba desarrollando delante de sus ojos.

Entre ella y Beil y sus hombres había un nuevo humano, llevaba una armadura ligera negra, con runas doradas decorándola que le cubría el cuerpo entero. Sostenía en su mano derecha una larga daga plateada con la punta manchada de sangre.
Rahim yacía en el suelo con una pequeña incisión a la altura del riñón derecho que apenas sangraba. No obstante, Bambam sabía que estaba muerto.

La cara de Beil mostraba la ira de una bestia. Tres hombres sin armaduras no eran rival para un sicario.

El daguero se puso en posición de combate y los dos camaradas que quedaban junto a Beil huyeron tan rápido como les permitieron sus piernas.

Beil permaneció frente a él.

-Tus días aquí estan contados chico-Amenazó el herrero.

Dicho esto, se dio la vuelta y salió por la puerta de la taberna.


...Tres años la separaban de aquel día, desde entonces, Hash había velado por su seguridad todas las noches.
Bambam sabía que estaba en deuda, y no una deuda cualquiera...sino una que había crecido durante tres años, noche tras noche.
Esa tarde el daguero quiso cobrarla. El precio era más bajo de lo que eya esperaba pero era extraño el modo de pago que había exigido.

"Coje tus cosas y esperame en la plaza antes del amanecer, Nos vamos de Yemad"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Historias del clan HelleQuien (parte 1)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Avatar en los mensajes en la parte Izquierda
» logo para clan mod
» por que en el portal me sale aveces algun mensaje que mande en otra parte del Foro?
» como puedo redondear los picos de la parte donde se situan la barra de navegacion y los picos del chatbox y el cuadrado exterior??
» imagen en cualquier parte del foro con redireccion

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
L2 Armageddon Forum :: Soporte en español :: Offtopic-
Cambiar a: